¿Debe dar la oportunidad de donar en cada carta?

No. Aunque algunos ministerios ponen una tarjeta para donaciones en cada carta de noticias puede ser contraproducente. El donante recibe un recibo oficial (¡Eso espero!) y la carta con el recibo tiene un formulario para dar en el futuro (¡Eso espero!). Si tu organización no provee este servicio entonces necesitarás enviar una carta con un recibo y un formulario para la siguiente donación tu mismo.

 

Para la mayoría de las culturas recomiendo que solamente hagas una solicitación para tu presupuesto anual una vez al año y una vez más para un proyecto especial (si lo tienes) como un viaje a otro país o contratando personal nuevo, etc. En tus cartas regulares de trimestre o bimestral de noticias solamente dar las gracias y nada más de financiamiento.


¿Cada solicitud por correo electrónico debe recibir una llamada como parte del seguimiento?

Si estás hablando de una solicitud masiva para un proyecto especial como entre 100 a 1000, entonces realizar llamadas a todos es demasiado abrumador. ¡Si estás pensando en realizar entre 100 a 1000 llamadas para hacer seguimiento de tu carta, no ¡envíes la carta!

Pero llamar para realizar un seguimiento de cartas individuales solicitando apoyo financiero personal— “¡Sí!”

Ideas acerca de llamadas de seguimiento de una carta:

  1. Para maximizar el trabajo que ya habías invertido en tu carta de solicitud masiva, llama entre 5 a 15 personas y diles que estás “realizando un seguimiento de la carta que enviaste.” ¡Aunque la persona tal vez no se acuerda de tu carta, no te desanimes! Vuelve a explicar el proyecto especial y pregunta si en un espíritu de oración considera dar algo.

  2. Yo encuentro que una combinación de “carta—llamada” resulta en un promedio de 80 porciento de respuestas positivas. Lo hago en esta manera:

    • Llamo para pedir si puedo enviar un “sobre de 2 kilos” con un montón de cosas acerca de mi ministerio con una invitación para apoyo financiero. La mayoría dirá que, “sí, envíalo” si han estado en tu lista de contactos y recibiendo tus cartas de noticias.

    • Yo envió el “sobre de 2 kilos” con una solicitación personal firmado por mí. La carta/paquete incluye una tarjeta de compromiso, un sobre, literatura del ministerio y mi foto.

    • Después de una semana llamo: “¿Ya recibiste el paquete de 2 kilos que envié?” (Humor.) Tomo tiempo para preguntar de la solicitud, y hablamos por 20 a 30 minutos.

  3. Si estás buscando apoyo mensual, entonces solamente una carta no sirve. Llamadas de seguimiento son esenciales para obtener una respuesta positiva para apoyo mensual.

  4. Llamar consume tiempo y es frustrante porque la gente “no contesta” la llamada. Usa redes sociales para averiguar cuándo es un buen momento para llamar. Pero realizar una llamada vale la pena porque permite a tu socio escuchar tu voz y sentir tu pasión.

  5. Toma notas mientras estás hablando y usualmente es apropiado pedirles si puedes orar por ellos antes de despedirte. ¡Y no digas “adios”!” ¡Eso es como hablan los bebes!


La mayoría de los libros hoy en día sobre liderazgo y negocios están al favor de dar muchos elogios con compañeros de trabajo y otros. Encuentro que muchos de ellos no son sinceros. ¿Cuál es el secreto para dar un buen elogio?

El dar un elogio evita “generalidades superficiales”. Menciona un rasgo especifico de lo que te gusta de esta persona. No simplemente digas, “¡Tú eres una buena supervisora!” Explica por qué piensas que ella es una supervisora maravillosa. Por ejemplo, “Tu disponibilidad de escuchar me hace sentir importante en mi trabajo—especialmente el viernes pasado cuando no me sentía de buen ánimo. Muchas gracias”.

 

Explicar los detalles tomará más tiempo y te requiere que lo piensas bien. ¡Pero vale la pena! Hubiera animado a tu supervisora. Ya sabe que es “maravillosa”.

Del mismo modo con donantes evita grandes generalidades como, “¡Tu apoyo nos anima!” Al contrario, intenta, “Tus donaciones que recibimos fielmente cada mes sin faltar es como el viento en las velas del ministerio—gracias.”

 

Toma tu tiempo.


No puedo imaginarme recaudando finanzas el resto de mi vida. ¿Cómo manejo este pensamiento tan agobiante?

Fácil. ¡Deja de imaginar haciéndolo el resto de tu vida! ¡Lo he hecho por 40 años y tampoco puedo imaginarme haciéndolo el resto de mi vida! Dios no da gracia por adelantado de cuando lo necesitamos. Hebreos 4:16 dice Él da “gracia para la ayuda oportuna”. ¡No lo necesita todavía!

¡Pero Él te dará gracia hoy en la noche cuando agarras el teléfono para realizar unas cuantas llamadas!

También, tal vez no tienes el llamamiento de tener el sostenimiento por donantes toda tu vida. Llamamiento “por ahora” esta bien. Un día a la vez.

 


No hay una respuesta fácil en este punto, pero hay dos preguntas más y un consejo: (sugerencia)

  1. ¿Puedes identificar específicamente lo que te está desmotivando? Usualmente, “recaudación de finanzas en general” no es el problema. Identifica lo que te desmotiva y “Echando toda su ansiedad sobre ÉL” (1 Pedro 5:7).

  2. ¿Segundo, estás solo en recaudación de finanzas?  ¡Recaudando Tus Fondos por Tu Cuenta (RTFTC) es difícil aun en buenos días! ¿Cuál compañero del ministerio puedes invitar para que camine contigo en este proceso? Recientemente escuché de dos misioneros que uno miraba al otro en Skype mientras que el otro realizaba sus llamadas. “Dos son mejor que uno…” (Eclesiastés 4:12).

CONSEJO

Ponte un límite de 60 a 90 minutos. Por ejemplo, yo digo, “¡Esta mañana invertiré 90 minutos en actualizar mi hoja de trabajo de TOP 25—no más de 90 minutos!” O, “Esta noche invertiré 60 minutos en realizar llamadas. ¡Y después voy a parar!” ¡Chistosamente excedo el limite puesto por mí mismo porque el Espíritu de Dios me da fuerzas—buenas cosas empiezan a suceder! Yo actualmente lo disfruto.

Tomando pasos pequeños de obediencia con fe ponen de nuevo el gozo en lo que se siente como un arduo trabajo. ¡Prueba 60 minutos—no más! ¡Te reto!

Descarga la hoja de trabajo del TOP 25

Estoy desmotivado. Supongo que estoy fatigado de recaudar finanzas. ¿Cómo puedo recuperar mi ritmo de recaudación de finanzas?


¿CUÁNTO TIEMPO DEBO PROGRAMAR PARA RECAUDACIÓN DE FINANZAS?

Yo vacilo en responder a esta pregunta porque no hay una sola respuesta. Pero entiendo que esta respuesta “no contestar” no ayuda. Con mucha cautela en ser legalista aquí hay unas sugerencias. ¿Dónde cabes tú?

Estatus Ministerial ___________% de Presupuesto recaudado ________ Tiempo apartado para MSD

 

Novato, apenas empezando.............…………..........0.........................................80 al 100% de mi tiempo

 Corto plazo 1 al 2 año compromiso.................0-50%...............................80 al 100% de mi tiempo

 En los primeros 2 a 3 años del ministerio......25-60%.............................80 al 100% de mi tiempo

 En el 4 al 6 año del ministerio.................……….60-80%..............................80 al 100% de mi tiempo

 Cuando en el ministerio.......................……….…80-100%.............................25% de mi tiempo

 Cuando en el ministerio.....................………….100-110%.............................10% de mi tiempo

 Líder del equipo (proyectos adicionales) ....100-110%..............................20% de su tiempo

 Director Nacional................................…………….... -- ......................................30 al 40% de su tiempo


Hasta que llegues al 100 por ciento de tu meta de financiamiento, la mayoría de tu tiempo ministerial debe ser invertido en recaudación de finanzas.

¡80 al 100 por ciento de tu tiempo en recaudación de finanzas! Algunos obreros batallan para enfocarse en una cosa por 40 horas la semana. Sí así es, trabaja unas pocas horas en otras áreas de tu ministerio o tu trabajo secular para que tengas la energía necesaria para meterte de lleno en recaudación de finanzas la mayoría de tu tiempo en la semana.

En alguna manera, hemos dejado la noción de que está bien ser muy casual acerca de tener financiamiento completo, aunque toma años. ¡Algunos misioneros en los Estados Unidos de América nunca han tenido financiamiento completo—nunca!

 Muchas organizaciones tienen la política de que hay que tener financiamiento completo, pero no lo hacen cumplir. Entonces sus obreros languidecen al nivel de 60 al 85 por ciento año tras año, no dándose cuenta de los efectos negativos en ellos y también en las personas en sus ministerios. Por ejemplo:

  •  Presión en el hogar. Esposas instintivamente sienten la presión financiera antes de sus maridos visionarios (usualmente). Si la mama no está contenta…

  • Pocas opciones ministeriales. Obreros minimizan un retiro de un fin de semana por sus preocupaciones financieras. O posponen enviar una carta de noticias. O deciden quedarse en casa en lugar de asistir una reunión de equipo.

  • Piensan en dinero todo el tiempo. Cuando misioneros están bajos en su financiamiento, sus mentes siempre regresan al tema de finanzas cuando están descansando. ¡No se puede descansar! ¡Admítalo!  ¿En qué estás pensando cuando estás en banca rota?

  • No ahorros. Muchos misioneros “se apañan” con 85 por ciento, pero no ahorran en este nivel. Tarde o temprano, el automóvil necesitará nuevas llantas. O cuando urgentemente necesitas unas vacaciones, ¿De dónde vendrá el dinero?

 ¿Cuánto tiempo debes dedicar para recaudación de fondos? ¡100 por ciento hasta que tengas tu financiamiento completo con el dinero “en la casa”!